Durante todo 2015, Philip Morris ha estado desarrollando “tertulias anti-comercio ilícito” con más de 250 estanqueros en Badajoz, Cáceres, Cádiz, Ciudad Real, Córdoba, Granada, Huelva, Jaén, Málaga, Mérida, Plasencia y Úbeda. Según explica Yolanda Velasco, responsable de Estrategias y Prevención del Comercio Ilícito en España de Philip Morris, han sido “reuniones con grupos reducidos de estanqueros, donde conversamos sobre el impacto del comercio ilícito en cada zona, de las acciones que realizamos desde Philip Morris para combatir el problema y de cómo mejorar la concienciación ciudadana. Escuchamos sus vivencias diarias al respecto, las tenemos en cuenta e incorporamos acciones en nuestro plan de acción atendiendo a sus necesidades. Así, supimos que a la mayoría de los estanqueros les preocupa cómo comunicar a sus clientes (que no siempre son totalmente fieles al tabaco legal) argumentos sobre los problemas que acarrea el comercio ilícito. En muchos casos, bien los propios estanqueros o bien sus empleados, prefieren no decir nada al respecto, por temor a provocar un conflicto y que el cliente no vuelva al estanco”.
Y es que, en Philip Morris están convencidos del papel fundamental de los estancos a la hora de crear conciencia social sobre las repercusiones del contrabando. Por esto decidieron trabajar en una herramienta que intente ayudarles en esta área y contar con la colaboración de la Unión de Estanqueros. “Eso sí, lo hemos hecho como nos gusta hacer las cosas, tratando de hacer algo innovador y ameno a la par que eficaz”, explica Yolanda Velasco.

Aplicando lo aprendido

Y como consecuencia de todo lo aprendido de los estanqueros en las tertulias se han puesto en marcha dos iniciativas: la campaña “¿Te gusta fumar garrafón?” y las sesiones formativas de comunicación.
La campaña se ha desarrollado “con la idea de que perdure todo lo que los estanqueros quieran. Hemos comenzado por un video y carteles, y nuestra intención es ir ampliando con nuevos materiales a lo largo al menos del 2016, aprendiendo de las opiniones que nos hagan llegar los estanqueros al respecto -explica Yolanda Velasco-. Los materiales se van a distribuir por toda Andalucía y Extremadura, las regiones que como todos sabemos son las más afectadas por el comercio ilícito de tabaco en todas sus formas. Estamos valorando extenderlo a otras zonas donde el problema está adquiriendo también dimensiones preocupantes”.

Sesiones de comunicación

En cuanto a las sesiones de comunicación, se trata de una actividad muy innovadora en el sector. “Hemos realizado hasta ahora 17 sesiones formativas de comunicación utilizando técnicas actorales. En ellas, reunimos grupos bastante numerosos de estanqueros (de hasta 100 personas), recreamos diferentes situaciones cotidianas de un estanco y ponemos en común argumentos sencillos a la par que sólidos para que el estanquero los pueda compartir con sus clientes”, comenta Yolanda Velasco.

Entre mayo y diciembre, se han celebrado sesiones en todas las provincias andaluzas, Mérida y Cáceres a las que han asistido más de 1.100 personas. Según explica Jesús Carrasco, director de la sesión, “la gente sale con una buena dosis de emociones positivas, con la idea de que puede hacer algo, que está a su alcance. También se llevan otra idea muy importante: que no son una persona aislada, que son un colectivo entero haciendo lluvia fina concienciando a la sociedad con los argumentos que les hemos propuesto para luchar contra el contrabando. Ellos son embajadores en esta lucha”.

Y el balance no ha podido ser mejor. “Tras cada sesión, siempre recogemos opiniones de los asistentes, y a todos les ha gustado muchísimo. Destacan que las situaciones representadas reflejan fielmente su día a día, lo innovadora, original e interactiva que es la actividad y que piensan les va a ser muy útil. Incluso algunos de ellos nos han contado, ya a posteriori, experiencias reales positivas tras aplicar lo aprendido”, explica la responsable de Estrategias y Prevención del Comercio Ilícito en España de Philip Morris.

“Philip Morris va a seguir en la misma línea iniciada en España ya en 2013: con un plan de actividades con un enfoque que aborda todos los ángulos del problema del contrabando, en constante evolución y empleando todos los recursos que sean necesarios, y que aboga por la cooperación entre los distintos actores involucrados”, concluye Yolanda Velasco.