Madrid, 27 ago (EFEO).- La Mesa del Tabaco considera que el borrador de real decreto sobre productos de tabaco elaborado por el Ministerio de Sanidad es «un ejemplo más de la hiperregulación que la Unión Europea (UE) somete al sector del tabaco».

En un comunicado, la Mesa del Tabaco ha destacado que dicho borrador «contiene medidas muy restrictivas con el fin de homogeneizar las cajetillas impidiendo su diferenciación, al doblar el tamaño de las advertencias sanitarias reduciendo el espacio de las marcas al mínimo».

Ha expresado su confianza en que su tramitación sea «lo más ágil posible, dado que el sector necesita un tiempo de producción para adaptar sus productos». «Es necesario contar con una legislación nacional cuanto antes y dotar así a los operadores de la seguridad jurídica necesaria para cumplir con las nuevas obligaciones en tiempo y forma», ha añadido.

En su opinión, «la normativa exige gran cantidad de nuevos requerimientos y obligará a importantes cambios en el proceso de fabricación de las labores del tabaco, entre los que destacan el rediseño de todos los envases y de algunos formatos».

En el caso español, este cambio afectará a unas 4.000 referencias que deberán entrar en las líneas de producción junto al resto del mercado europeo -70.000 referencias en total-.

Las advertencias sobre los efectos nocivos del tabaco para la salud y las fotos que las ilustran, además de ser nuevas, ocuparán más espacio en las cajetillas de cigarrillos al pasar de un 40 % de la superficie exterior del envase al 65 %, una vez que España concluya la trasposición de una directiva europea.

Frases como «Deje de fumar: siga vivo para sus seres queridos», «Su humo es malo para sus hijos, familia y amigos», «Fumar puede matar al hijo que espera» o «Los hijos de fumadores tienen más probabilidades de empezar a fumar» son algunas de las catorce advertencias que se recogen en el borrador.

El sector, según la Mesa del Tabaco, «siempre ha apoyado la puesta en marcha de iniciativas eficaces para reducir el acceso de los menores al consumo de tabaco, pero lamentablemente muchas de estas medidas no servirán para cumplir este objetivo, porque no están basadas en evidencias científicas».

El Ministerio de Sanidad ha elaborado el borrador del real decreto por el que se regulan la fabricación, presentación y venta de los productos del tabaco y los productos relacionados, que responde a la trasposición de la directiva en esta materia y que se encuentra en trámite de alegaciones.