El pasado 11 de agosto saltó la noticia de un informe de la Oficina Europea para la Lucha contra el Fraude (OLAF) que ratificaba lo que desde la Unión de Estanqueros de España y cada una de las asociaciones de estanqueros andaluzas se venía denunciando desde hace varios años: en Gibraltar “hay motivos para creer que se han cometido delitos de contrabando de tabaco”, decía el informe. Unos días después se publicaba la caída de las ventas de cigarrillos en los últimos cinco años a la mitad. Una cifra que los estanqueros siempre han relacionado muy directamente con el continuo crecimiento del contrabando de tabaco que casi se ha triplicado en el mismo periodo. O, dicho de otro modo: no se vende menos tabaco, se vende menos tabaco legal.

En definitiva, falta información sobre el problema del contrabando de tabaco y, por tanto, resulta de vital importancia comunicar las graves implicaciones de este delito para toda la sociedad y conseguir concienciar y sensibilizar de este modo a la ciudadanía.

Por esta razón se ha lanzado la campaña “Hay una parte del contrabando de tabaco que no ves” desde la Mesa del Tabaco de la cual forma parte la Unión de Estanqueros. Y con este objetivo, dentro de esta campaña, las asociaciones de estanqueros andaluces han redactado un documento que, bajo el título, “Seis verdades sobre el contrabando de tabaco” pone de manifiesto los principales problemas que genera el contrabando de tabaco en la sociedad y su importancia a la hora de alcanzar soluciones al problema.

Seis verdades sobre el contrabando de tabaco

  1. El contrabando de tabaco nos perjudica a todos.

Se calcula que el total de tabaco de procedencia ilegal en España alcanzó en 2013 el 9% lo que supone una pérdida de recaudación para las arcas públicas de más de 700 millones de euros.

 

  1. El contrabando de tabaco destruye puestos de trabajo.

Los 2.355 estanqueros de Andalucía y sus empleados ven como día a día las ventas se reducen como consecuencia del contrabando, poniendo en riesgo su futuro.

 

  1. El contrabando de tabaco no respeta a los menores.

Los menores pueden adquirir libre y fácilmente tabaco de contrabando. Su menor precio lo hace más atractivo y asequible para los más jóvenes.

 

  1. El contrabando de tabaco no es una salida al paro.

El menudeo de tabaco no soluciona los problemas económicos de los matuteros. Sin embargo, sí beneficia a mafias organizadas. Por otro lado, los impuestos recaudados en la venta legal de nueve cartones de tabaco equivalen a unos 420 euros que el Estado deja de ingresar y que equivaldría a un subsidio de ayuda extraordinaria para parados (ayuda familiar).

 

  1. El contrabando de tabaco financia organizaciones criminales.

Los beneficios obtenidos por la venta de tabaco de contrabando permiten sostener actividades criminales como tráfico de drogas o de armas, trata de personas o, incluso, terrorismo.

 

  1. El contrabando de tabaco no pasa controles sanitarios.

Al margen de la imposibilidad de garantizar las adecuadas condiciones sanitarias de fabricación, análisis realizados en algunos cigarrillos de tabaco de contrabando han detectado niveles de algunos de sus compuestos superiores a los permitidos en la Unión Europea.

 

Francisco García López, presidente de la Asociación de Estanqueros de Almería;

José Bermúdez Melero, presidente de la Asociación de Estanqueros de Cádiz;

Manuel Fernández Vicario, presidente de la Asociación de Estanqueros de Córdoba;

María José Ruiz Medina, presidente de la Asociación de Estanqueros de Granada;

José María Domínguez Toro, presidente de la Asociación de Estanqueros de Huelva;

Enrique Casado Aranda, presidente de la Asociación de Estanqueros de Jaén;

Mario Espejo Aguilar, presidente de la Asociación de Estanqueros de Málaga;

Fernando Romero Moreno, presidente de la Asociación de Estanqueros de Sevilla.

Para más información: Stop contrabando de tabaco