Vilobí d’Onyar (Girona), 7 ago (EFE).- La Guardia Civil y la Agencia Tributaria han intervenido en el aeropuerto de Girona un total de 3.300 cajetillas de tabaco de contrabando valoradas en más de 10.000 euros y han imputando a dos personas por infracción de la Ley de Contrabando.
Según este cuerpo policial, los hechos se produjeron sobre las 12.00 horas del pasado viernes día 4, cuando los agentes de la Sección Fiscal de esta instalación aeroportuaria fueron informados por personal de la Agencia Tributaria de que unos pasajeros del vuelo procedente de Tallin (Estonia) intentarían cometer este tipo delito.
A la llegada del avión, se realizó un control específico de los equipajes y se localizó una maleta de grandes dimensiones que levantó sospechas.
La maleta fue vigilada en todo momento hasta que fue recogida por un pasajero, al que se le solicitó que acompañara a los agentes a revisarla, momento en que se comprobó que contenía diversa cantidad de cajetillas de tabaco.
Al mismo tiempo, la Guardia Civil se percató de que, después de que todo el pasaje abandonase la sala de llegadas, dos maletas de las mismas características que la incautada seguían en la cinta sin que nadie se hubiese hecho cargo de ellas.
Tras comprobar a nombre de quién estaban, los agentes realizaron pesquisas en el aeropuerto hasta hallar al titular, que esperaba para alquilar un vehículo.
El hombre fue trasladado hasta dependencias policiales, donde se procedió a abrir las tres maletas.
En la primera de ellas se encontraron 940 cajetillas de tabaco marca NXZ American Blend; 134 de NZ Black y 10 Kopoha, mientras que en las otras dos se descubrieron otras 200 paquetes de las primeras y 2.016 de las segundas.
Según la Guardia Civil, todo el género aprehendido, por el que se levantaron actas por supuesta infracción de la Ley de Contrabando, asciende a un valor de 10.400 euros. EFE