Madrid, 1 septiembre de 2020 – Guilherme Silva ha sido nombrado nuevo director general de JTI en Iberia, clúster que comprende los mercados de España, Portugal, Andorra y Gibraltar. La compañía japonesa es la tabaquera que más crece en este clúster, donde, este año, espera alcanzar su récord en cuota de mercado (25,2%).

Guilherme, o Gui como le gusta que le llamen, sucede a Tom Osborne, quien dirigirá la compañía en el mercado ruso. Silva se pone al frente de un equipo de más de 750 profesionales que trabaja en las fábricas y departamentos comerciales y de back-office de los mercados del clúster. Con más de 15 años de experiencia en la compañía, el nuevo director general llega a Madrid desde Ginebra, sede central de la multinacional, donde ha ocupado el cargo de vicepresidente de Marketing y Ventas para la región de Europa Occidental desde 2018.

Gui Silva, natural de Brasil, comenzó su carrera profesional para JTI en el año 2005. Desde entonces, ha ocupado distintos puestos de responsabilidad en el área de Marketing y Ventas en Ginebra, Sudáfrica, Méjico y en varios mercados en el Sudeste Asiático. En 2016, antes de ser nombrado vicepresidente de Marketing y Ventas, lideró la compañía en el mercado malayo.

Según él mismo ha expresado: “Llego muy motivado y con la misma ilusión y entrega que cuando abandoné Brasil para iniciar mi carrera internacional dentro de la compañía. La pandemia mundial que estamos viviendo en la actualidad marcará, sin duda, el desarrollo de nuestro sector en los próximos meses. JTI siempre ha mostrado su compromiso con los mercados de Iberia. A lo largo de los años hemos invertido en innovación, hemos apostado por el empleo de calidad y hemos apoyado la industria local a través de nuestra fábrica de Tenerife, que es el mayor centro de producción de tabaco en España, y los sucesivos acuerdos de compra de hoja de tabaco cultivado en Extremadura. Ahora no va a ser diferente. Tenemos las cosas claras, queremos ser parte de la recuperación. Por ello, es importante que, en materia de imposición fiscal, el Gobierno aplique una fórmula equilibrada que permita asegurar la recaudación y proteger a la industria legítima del comercio ilícito y que contribuya a que los menores no accedan a los productos de tabaco.”