Huelva, 24 mar (EFE).- La Guardia Civil ha detenido en Gibraleón (Huelva) a dos personas como presuntos autores de un delito de contrabando, después de ser interceptados cuando transportaban en un furgoneta 10.000 cajetillas de tabaco sin precintos oficiales y de procedencia desconocida.

El dispositivo, según ha informado la Guardia Civil en un comunicado, se desarrolló ayer cuando una patrulla del puesto de Gibraleón que realizaba servicio para la prevención de la delincuencia en un paraje de la localidad, observó una furgoneta cuyos ocupantes mostraron cierto nerviosismo al detectar la presencia policial.

Ante esa actitud, los agentes decidieron dar el alto al vehículo para comprobar la carga, ya que en esa zona se tenían sospechas del posible contrabando de tabaco.

Una vez identificados los ocupantes e inspeccionado el interior de la furgoneta, los agentes hallaron una gran cantidad de cajas, que contenían cajetillas de tabaco que carecían de los precintos oficiales correspondientes y de procedencia desconocida, por lo que fueron detenidos los dos varones.

En total se han intervenido 10.000 cajetillas de tabaco de contrabando que serán puestas a disposición del Administrador de Aduanas.