Murcia, 10 ene (EFE).- La Agencia Tributaria ha aprehendido en una nave industrial de Fuente del Pino (Jumilla) más de 300 kilogramos de picadura de tabaco de contrabando, cuyo valor en el mercado ilícito superaría los 40.000 euros, y en la operación “Laura” ha sido detenido un hombre, informa este organismo del ministerio de Hacienda.
En concreto, funcionarios de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria de Murcia detectaron la remisión por paquetería postal de picadura de tabaco a consumidores de todo el territorio nacional desde Jumilla.
Las indagaciones les permitieron conocer que mensualmente se entregaban dos cajas de picadura de tabaco, de 200 kilogramos cada una, en una nave de Fuente del Pino, en Jumilla, donde era manipulada y envasada.
Posteriormente, esta picadura era remitida por servicios de mensajería a consumidores de tabaco de contrabando de toda la península.
Los funcionarios de Vigilancia Aduanera sorprendieron, en la mañana del pasado día 5, al presunto contrabandista en el momento de acceder a la nave industrial.
En el interior de la nave se encontraban la picadura en proceso de manipulación y envasado y bolsas preparadas para remitir a los consumidores, cuyo precio en el mercado ilícito del tabaco superaría los 40.000 euros.
En las mismas instalaciones se encontraban máquinas para picar el tabaco, básculas, máquinas para humedecer el tabaco y bolsas para envasar la picadura, maquinaria y utensilios que fueron aprehendidos junto con el tabaco y que se han puesto a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción, en funciones de guardia, de Jumilla, así como al detenido como presunto autor de un delito de contrabando de tabaco. EFE