Puigcerdà (Girona), 16 ago (EFE).- La Guardia Civil ha decomisado 3.100 cajetillas de tabaco de contrabando, valoradas en más de 13.000 euros, a un hombre que circulaba por la localidad gerundense de Puigcerdà y que procedía de Andorra.
Según informa el Instituto Armado, los hechos tuvieron lugar la noche del pasado 13 de agosto en un control rutinario y el conductor, un ciudadano español al que se le encontraron las cajetillas de diferentes marcas, fue imputado por contrabando.
Preguntado sobre el origen del material encontrado, el hombre, que circulaba sin acompañantes, fue incapaz de acreditarlo ni de presentar documentación que le amparase.
Durante la inspección, los agentes comprobaron que las cajetillas carecían de los precintos reglamentarias -que se obtienen al pagar los impuestos establecidos por ley para la importación del tabaco-, por lo que se procedió a levantar acta.
El conductor será sancionado por la infracción administrativa, aunque si el valor del material decomisado hubiese sido superior a 15.000 euros se habría convertido en delito.