Llegan al estanco las primeras cajetillas adaptadas a la nueva Directiva Europea de Productos del Tabaco.
Coincidiendo con el fin del plazo para la trasposición de la nueva Directiva de Productos del Tabaco, la Mesa del Tabaco junto con la Unión de Estanqueros lanza una campaña informativa dentro de los estancos para explicar, tanto a los expendedores como a los consumidores, qué cambia y qué no cambia con la aplicación de la esta normativa. El objetivo es informarles para evitar la confusión durante el tiempo de convivencia entre los envases actuales y los nuevos.
Mientras se produce la trasposición de la Directiva, el sector ha adoptado todas aquellas medidas que, por ser claras, precisas e incondicionales en la nueva norma europea, son de aplicación directa y que afectan fundamentalmente al envasado, etiquetado e ingredientes de cigarrillos y tabaco para liar. Habrá que esperar a la trasposición de la Directiva en España para proceder a la adaptación del resto de labores del tabaco (cigarritos, cigarros y picadura de pipa) que deja un cierto margen de decisión a los Estados miembro.
Entre las nuevas normas contenidas en la Directiva Europea de Productos del Tabaco las principales son:

  • Se amplían los pictogramas al 65 % de las cajetillas, por ambos lados.
  • Se incluyen nuevas advertencias laterales ocupando el 50 % de la superficie.
  • Desaparece la mención a los contenidos como: nicotina, alquitrán o monóxido de carbono.
  • Las cajetillas tendrán que ser de papel cartón.
  • Se prohíben las cajetillas de tamaño reducido (las actuales Slim). Esto no afecta a los cigarrillos Slim que sí podrán comercializarse.
  • Se prohíbe incluir características que hagan creer que el contenido es menos dañino para la salud.
  • Se prohíben los aromas característicos. Se prohíben filtros, cápsulas o envases con aromas característicos, etc. El mentol cuenta con un periodo más amplio de comercialización ya que se podrá vender hasta 2020.
  • El gramaje mínimo de la picadura de liar será de 30 g.
  • El sistema de trazabilidad para controlar el producto desde su fabricación hasta el estanco será obligatorio en mayo de 2019 para cigarrillos y tabaco de liar.

El estanquero dispondrá de un año para vender los productos con los empaquetados actuales.

Si quieres ver la campaña pulsa aquí.

Más información en: www.tutabacodesiempre.com